domingo, 31 de agosto de 2014

DIVERSIDAD PICUDIL


El picudo rojo que ha destrozado numerosas palmeras de la avenida Micaela Aramburu, hasta casi someter esta histórica vía a un proceso de gingkobilobación detenido en última instancia por el alcalde, es un elemento caracterizado por su tendencia a mutar en metáforas y por lo heterogéneo de su alimentación. Así, no contento con devorar los intestinos de la variedad canaria, el picudo ha unido a sus devociones gastronómicas los adoquines de la citada calle, si bien, pese a tal  despliegue de fuerza, el equipo de gobierno confía en la superioridad de la próxima tipología arbórea arecastrum romanzoffianum.

En rápida extensión por todo el término municipal, se puede observar  que la oposición ha votado en contra de los presupuestos al considerarlos picudo rojo contable y que la plataforma “No a la zona naranja” ha unido los futuros parkings a su objeto social rajador al estimarlos picudos rojos para el bolsillo.

Por el contrario, el equipo de gobierno ha aprobado la realización de cuatro obras por un importe total de 514.000 euros, decisión a la que hay que añadir los 170.000 que se destinan al asfaltado de un tramo de la Avenida Felipe VI, buscando aminorar en lo posible la proliferación de picudos rojos en el vergel de las urnas del próximo mayo. El buen balance del paso de la vuelta ciclista, con la emoción estética inspirada por las imágenes aéreas de TVE, ha sido un picudo rojo para quienes critican El Puerto sistemáticamente, observando, en su masoquista flagelo diario, picudos por doquier.

La estampa del vaporcito, o de algo cada vez menos parecido a él, naufragado en un varadero en el que ya nadie trabaja, es un picudo rojo para los nostálgicos (ayer se cumplió el tercer aniversario de su hibernación terrestre y el actual propietario, Manuel Ramos, denuncia que el blablaísmo moresquista fue picudo rojo para la reflotación).

Muerto de éxito vegetal, el picudo ha sobrepasado las siempre estrictas limitaciones de la biología para adentrarse en los más abiertos matices del sentimiento (finalizando agosto para muchos llega el retorno al trabajo: picudo rojo para el ánimo). Cada cual es su circunstancia picudil.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
31 de Agosto de 2014


No hay comentarios: