domingo, 1 de mayo de 2011

LO QUE PINTA PINTO

José Manuel Pinto Colorado, Pinto, portero del F C Barcelona.



Ha tenido que ser titular en la Copa del Rey, precedido por esa frase de Pep Guardiola a quienes le inquirían sobre el once de gala ("Jugarán Pinto y diez más") para que, por fin, se haya hablado siquiera una parte de cuanto merece José Manuel Pinto Colorado, Pinto, portero del Fútbol Club Barcelona, el deportista portuense con mayor repercusión mediática de todos los tiempos.


Si Pinto hubiese nacido en Jerez o en Cádiz (no digamos ya en Sevilla, en Madrid o en la propia Barcelona) la glosa de sus logros (un Trofeo Zamora, una Copa del Rey, dos Ligas, dos Supercopas, una Copa Intertoto, una Supercopa de Europa, una Liga de Campeones, un Mundial de Clubes...) habría sido infinitamente mayor, lindante con la epopeya mitológica... pero como sus ojos vieron la luz en El Puerto de Santa María, una ciudad cainita como pocas, condenada al invierno comunicacional de los centros de decisión, su trayectoria ha requerido el concurso en la final de Copa más seguidas de cuantas se han disputado para que la atención se situase a la altura de los méritos de este peculiar cancerbero, aficionado en sus ratos libres a la producción y creación musical.


Nieto y sobrino de guardametas, Pinto no quiso ser otra cosa desde que protagonizara sus primeras estiradas en nuestras calles e instalaciones deportivas. Su esfuerzo y capacidad le llevaron desde el Safa San Luis al Betis, al Celta y al citado Barcelona, cuya meta defendió en un partido, celebrado la pasada semana, al que atendió en algún momento la mitad de la nación: 20 millones de españoles.


Es de desear que, una vez finalice la temporada, en la que todo indica que este portero de 35 años seguirá aumentando su brillante palmarés, desde el Ayuntamiento se le rinda el más alto reconocimiento institucional a quien forma parte de una de las plantillas que, siendo vigoroso presente, se inserta en la historia más gloriosa del fútbol mundial. Lo contrario escaparía a toda lógica, incidiendo en esa actitud desagradecida que esta localidad acostumbra a mostrar con algunos de sus hijos más ilustres.


Francisco Lambea


Diario de Cádiz


1 de Mayo de 2011

No hay comentarios: