jueves, 9 de julio de 2009

JUZGADOS

La aprobación por el Parlamento andaluz de la propuesta presentada por Izquierda Unida para la creación de un nuevo juzgado de vigilancia penitenciaria en El Puerto intenta solventar una carencia más de las muchas que asolan a la administración de justicia en nuestra ciudad.
A las deficiencias españolas ya conocidas y genéricas (falta de personal y medios técnicos, dilaciones en los procesos que parecen apuntar más a un juicio divino que humano, legislaciones discutibles en cuanto permisivas, cuando no directamente escandalosas en un país que, 34 años después, continúa sumido en el complejo de haber vivido décadas bajo una dictadura) se suma en el caso que nos ocupa la de la ubicación de las dependencias, un tanto inadecuada dentro de ese cajón de sastre en el que se ha convertido el polígono de Las Salinas, dimensión del espacio donde lo mismo se puede ir a solicitar subvenciones para el negocio (siempre que el eurociudadano se muestre lo suficientemente iluso), comprarse calzoncillos de saldo o, dentro de algún tiempo, retornar a la ceniza, designio bíblico que se acelerará con la conclusión del desdoblamiento del puente.
Los portuenses tendremos que esperar algún que otro lustro para contemplar el paquete básico que albergará la zona conocida como la Angelita Alta, donde convivirán la Comisaría de Policía y los Juzgados. Como es sabido, el Ayuntamiento ha puesto unos terrenos a disposición de la Junta en dicho enclave, en el inicio de la carretera a Sanlúcar, pero, hasta la fecha, sólo se ha visto a algún que otro responsable público pasear, de manera indeterminada, por entre la consuetudinaria sobriedad de los jaramagos que, con vocación agreste, delimitan el solar y, como quiera que la crisis extiende su manto tétrico, a ratos parece que inacabable, habrá que especular con la posibilidad de que la construcción se demore aún más de lo que ya de por sí se habría retrasado en tiempos de bonanza. Y es que, por muy optimista que uno pretenda ser, a los nuevos juzgados de El Puerto todavía les restan seis o siete delegados provinciales.
Francisco Lambea
Diario de Cádiz
9 de Julio de 2.009

No hay comentarios: