domingo, 13 de mayo de 2018

CIUDAD DE CONTRASTES



Nada más difícil de desterrar que un tópico, que una idea preconcebida: el juicio se acomoda a la costumbre, menos trabajosa que el ansia de saber, de actualizarse, de ser consciente de que no todos los días han de amanecer, por ley natural, como espejos sucesivos. Eso pensaba mientras veía desplazarse por el hangar de Airbus el dron correspondiente al proyecto Arcow, una idea innovadora de transporte de logística ligera que permite reducir tiempos de producción con el consiguiente aumento de competitividad y facilidad de acceso a grandes paquetes de trabajo.

Aquel artefacto que acarreaba piezas de un punto a otro de la gigantesca nave con velocidad diabólica se movía sobre las cabezas curiosas de los  presentes al tiempo que yo, entre giro y giro, reflexionaba sobre cuán ajeno era su sofisticado vuelo para los prejuicios que desde fuera de Andalucía se tienen sobre nuestra tierra.

Igualmente discurría en torno a la cantidad de Puertos que hay dentro de El Puerto de Santa María, una ciudad más diversa de lo que no pocos portuenses estiman. Con frecuencia se me han venido a las mientes los contrastes entre la actividad náutica de Puerto Sherry, por ejemplo, y la cotidianidad terrenal del Barrio Alto. En el Molino de Mareas, detrás de la estación de tren, elabora sus ingenios gastronómicos Ángel León, uno de los grandes cocineros de nuestro país, que ha tenido el enorme mérito de erigir un restaurante, “Aponiente”, donde hace poco sólo transitaban los mosquitos dando vueltas como el dron, pero sin que nadie los mirara.

Muchos compatriotas desconocerán, de seguro, que la Bahía de Cádiz es uno de los territorios señeros en potencial aeronáutico de España. Provoca cierto enojo, aunque quizá esa ignorancia pueda comprenderse, observarse con mayor condescendencia, si se analiza que numerosos gaditanos coinciden en ella.

Uno de los iconos del progreso son los aviones: muchos aviones se construyen también aquí, muy cerca del papel que en estos momentos surca la retina del lector, muy próximos al ordenador desde el que atiende a esta columna. La realidad se presenta más rica y sorprendente de lo que a veces creemos.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
13 de Mayo de 2018



No hay comentarios: