domingo, 3 de diciembre de 2017

PRESUNCIÓN HIGIÉNICA


El Puerto cuenta con un nuevo contrato de Limpieza Viaria y Recogida de Residuos, en esta ocasión por cuatro años. Cada vez que se firma un documento de este tipo parece abrirse una esperanza más basada en el deseo que en razones fundadas, en un sentimiento similar al que se tiene ante las uvas en Nochevieja, cuando uno prefiere no pensar en el porcentaje de fantasía y raciocinio que alberga la hipotética consecución de sus proyectos.

Son ya muchos años con la misma empresa, FCC, todo un clásico, y la opinión general es que la localidad debería presentar mejor estado de revista, aunque toda entidad jurídica del ramo tiene el derecho a la presunción de mejora higiénica, que es su especificidad sobre la de inocencia tradicional. Ahora el alcalde asegura que la concesionaria ofrecerá nuevas prestaciones, pese a que el contrato permite ahorrar, según también información municipal, medio millón de euros anuales.

Desde el ejecutivo se subraya que prosperan las condiciones laborales de la plantilla, que asciende a 300 trabajadores, una cifra muy importante, al incluirse la cláusula de subrogación, y una cierta recuperación salarial, pues las nóminas se redujeron en 2011 para evitar despidos, aspectos todos del agrado de la ciudadanía, que espera su consecuente repercusión en el adecentamiento de calles y avenidas. Los vehículos van a ser eléctricos y de gas, modernísimos y no contaminantes (ni en humos ni en decibelios), calificados como vanguardia de Andalucía, por lo que es de esperar que la pulcritud se ubique, proporcionalmente, en dicho grado evolutivo. 


Una de las solicitudes que yo haría, pues no he observado referencia alguna al respecto, es la de proceder al progresivo soterramiento de los contenedores, al menos en el casco histórico y en las zonas de mayor densidad demográfica. Parece que a este propósito, para mí prioritario, se le concede una trascendencia menor, apostándose por la simple sustitución de elementos. La realidad es tozuda y, por más que intentes animar la óptica, nada hay menos glamuroso que el contenedor susodicho, percepción cuya negatividad aumenta en enclaves turísticos. 

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
3 de Diciembre de 2017

No hay comentarios: