lunes, 29 de febrero de 2016

UN EJEMPLO CULTURAL


El cierre mañana de Zoco Espacio Creativo, la entidad que tanto y tan bien ha hecho por la cultura desde su sede del número 83 de la calle Larga, es una mala noticia para quienes aman las artes, para quienes gustan de indagar en los afluentes de la creación y el conocimiento y de compartir los resultados de esas pesquisas. Dificultades económicas han obligado a los promotores a una medida que llega dos años y medio después de la apertura, un tiempo en el que se han presentado libros, escenificado obras de teatro, proyectado películas, ofrecido exposiciones pictóricas o programado música, además de incluir tertulias y hasta de organizar una incansable Plataforma Cultural que quiere seguir desde otro enclave desarrollando iniciativas en la ciudad.

En una metáfora del nivel que ZEC había alcanzado su última propuesta  ha sido “Tiempo de témpera”, un repertorio de trabajos de Juan Herrador Granero, un pintor que canaliza como pocos la luz y las formas desde el natural hasta el caballete, de modo que uno no deja de asombrarse ante  sus cuadros.

Parafraseando la famosa sevillana, algo se muere en el alma cuando un local cultural se cierra. Entidades como ZEC son necesarias para la pureza del oxígeno que respiramos, para aumentar el pulso de El Puerto, pues muchas actividades carecen de un lugar en el que mostrarse y permanecen inéditas o agostadas buena parte del año. Proyectos como ZEC son los que otorgan idiosincrasia, lo que diferencia a unos enclaves de otros, ayudando a crear eso tan etéreo y a la vez tan tangible que se llama calidad de vida.


Durante estos días ZEC está liquidando diversos productos, un stock caracterizado por el I más D del arte. Lo que es seguro es que nadie liquidará su empuje. Hoy mismo, a las siete de la tarde, está convocado el quinto encuentro cultural, una cita que servirá para despedir a ZEC y planificar el futuro. Vaya desde aquí mi homenaje a esos cinco socios que en 2013 pusieron Zoco en marcha y mis mejores deseos para que, desde otro enclave, continúen ofreciendo los frutos de su ingenio y de su capacidad organizativa, conformando una sociedad menos impersonal y anodina.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
28 de Febrero de 2016

No hay comentarios: