domingo, 25 de octubre de 2015

FOTOGRAFÍA POLÍTICA


Cinco meses después de las elecciones municipales el álbum fotográfico consistorial empieza a ofrecer algunos revelados.

Por lo que respecta al ejecutivo el alcalde, David de la Encina, está teniendo la destreza de mostrar un tripartito bastante unido para su realidad numérica y conformación ideológica, que sabe dirimir sus diferencias internamente. María José Marín, que fuera número 4 de Levantemos El Puerto en los comicios, ejerce mediáticamente de número 1, cada vez más a gusto en un papel que con mayor agrado aún le ha cedido José Antonio Oliva. En IU Antonio Fernández se mantiene como un personaje imprescindible para el equilibrio trifásico: Fernández supone en el pacto lo que en electricidad un interruptor automático, la pieza que protege de cortocircuitos toda la instalación.

En el bando opositor toca subrayar que la tipología a la que responde Carlos Coronado resulta desconocida para los portuenses: quien le ubique correctamente (¿no adscrito?, ¿mixto?) lo hará más guiado por la fortuna que por el conocimiento jurídico. En Ciudadanos Javier del Cuvillo ejerce su papel de joven promesa a la que aún se le exige poco, en plena estética riverista de permanente espera, contrastando con su correligionaria Silvia Gómez: la edil más veterana exhala un sentimiento de estar de vuelta del que ella es plenamente consciente y que regala sin disimulo (el paso de los sucesivos mandatos en quien conoce el gobierno y la oposición le ha otorgado esa frescura dialéctica que adorna a quienes cada vez tienen menos que perder).


Especial agitación se observa en los populares, sobre todo en el ex alcalde, Alfonso Candón: todavía no se acaba de creer su salida del cargo y cada vez anda más cerca, por mor del achique de espacios, de despedirse del Congreso de los Diputados (Candón fue número 5 en 2011, salió por los pelos en la mayor oleada pepera que se recuerda y sólo mantendría el acta si se encaramase en los dos o tres primeros puestos, un privilegio que no parece vaya a otorgar el partido a quien desasió el bastón de mando). Tras la modorra veraniega los populares han pasado a instalarse en el modo oposición, lo que les corresponde y conviene. 

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
25 de Octubre de 2015

No hay comentarios: