domingo, 16 de marzo de 2014

UN GIRO HISTÓRICO


El cambio de nombre de Independientes Portuenses (una formación con 22 años de vida, 16 de los cuales ha gobernado la localidad) por Ciudadanos Portuenses, englobada en el Movimiento de Albert Rivera, ha transcurrido demasiado de soslayo en lo que a análisis mediático se refiere. Cree uno que la alteración denominativa (que, cuando menos, abre un debate sobre la identidad del partido que más tiempo ha gobernado El Puerto en la actual etapa democrática) merece algún comentario, un estudio más extenso, desde luego, que el de esta columna.

IP era una entidad tan personalista que su esencia ya se desvirtuó en buena medida con la inhabilitación de su indiscutible líder, Hernán Díaz, el hombre que se sacó un partido de la manga y lo condujo a ganar las cuatro convocatorias electorales en las que fue cartel, hasta que errores perfectamente evitables lo dejaron fuera de las urnas para alivio de más de uno. Los dos sucesores, Fernando Gago y Silvia Gómez, cosecharían resultados muy distantes del triunfo, viniendo a confirmar lo que, a efectos de alcaldía, hasta entonces se limitaba a presentimiento politológico: “IP es Hernán”.

Silvia Gómez, la impulsora, junto al Comité Ejecutivo de IP, de este peculiar salto genético, ha debido pensar que la sombra de un Hernán Díaz (en desacuerdo desde hace tiempo con las estrategias de Gómez y a quien no ha gustado la operación) fuera de la batalla ya está electoralmente amortizada, y que se torna oportuno el proyecto de Rivera, un político ciertamente hábil que ha diseñado un marco en el que albergar un heterogéneo grupo de partidos locales.


La variación en el acrónimo de la formación portuense se aleja de la parte más negativa de la gestión independiente, la relacionada con los tribunales, al ofrecer una imagen nueva pero, por la misma causa, se distancia también de los numerosos logros, y probablemente de más de un sentimiento que no encontrará amparo en un Rivera al que observará lejano. El parricidio nominal puede aportar votos nuevos pero también despedir papeletas ensoleradas: habrá que esperar a las municipales para desentrañar la magnitud de uno y otro efecto.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
16 de Marzo de 2014

No hay comentarios: