domingo, 16 de febrero de 2014

DE PARKING A PARKING


La gamonalización de la sociedad ha acabado con la presunción de inocencia de los parkings, que muchos ojos contemplan como las preferentes de los aparcamientos (la crisis económica ha afectado al concepto del vehículo, antes prolongación del narcisismo y ahora metáfora del gasto). En estos tiempos convulsos, en los que un barrio de Burgos se torna más conocido que su catedral, El Puerto, que acostumbra a ser ciudad excesiva, aporta al debate no un parking, sino dos, factor que ilusiona a quienes desean un Gamonal al cuadrado y sueñan con detenidos tomando la alternativa en la Comisaría: lo que no se gana en las urnas puede obtenerse en los parkings, elevados a urnas subterráneas.

Para ser justo con la historia, hay que recordar que algunos portuenses fueron pregamonálicos, un espíritu encarnado por quienes hace veinte años se ataron a las palmeras de la Plaza Peral pugnando por evitar la construcción de la infraestructura, entonces exenta del prejuicio generalizado, en la España anterior al euro en la que un parking se limitaba a ser almacén de vehículos y no símbolo de la lucha de clases (un fantasma recorre El Puerto: el fantasma de los parkings).

Pareciera que entre las administraciones y los ciudadanos se hubiese interpuesto el guerracivilismo del parquímetro. La paz social ya no sólo se ve dinamitada por unas lacerantes cifras de desempleo, por nóminas presa de desguace, sino por tickets de estacionamiento de inofensiva apariencia. Son muchos los portuenses que temen que aparcar gratis en los aledaños de la Plaza de Toros acabe siendo más difícil que encontrarse abierto el coso con un guiri tirando fotos en el albero.

Con frecuencia suele decirse que la ciudad vive de espaldas al río pero tal vez nos situemos en la paradoja de que en adelante lo haga de cara a los parkings, cual urbe condenada a su subsuelo, como aquel hombre quevedesco que transitaba unido a su nariz. De parking a parking y pago porque aparco: siempre peculiar El Puerto de Santa María, ciudad de historia, congresos y parkings, El Puerto para los amigos de los parkings. De ciudad de los cien palacios a ciudad de los cien parkings.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
16 de Febrero de 2014


No hay comentarios: