domingo, 19 de enero de 2014

CAMBIO DE GUION


El anuncio de dimisión del alcalde, Enrique Moresco, y su próxima sustitución por Alfonso Candón, pone fin a un proceso fraguado en la dirección provincial del PP cuando las elecciones municipales de 2011 dejaron a los populares, en el mayor auge nacional de su historia y en una ciudad sociológicamente favorable, con los mismos 11 ediles que ya tenían, a dos de la mayoría absoluta. Los 13.440 votos obtenidos en mayo de aquel año distaron 8.691 de los 22.131 cosechados por los populares en las generales de noviembre, sólo seis meses después. Tal diferencia se erigió entonces como la más irreprochable encuesta, una demoledora estadística que tampoco ofrecía síntomas aparentes de mejora (más bien al contrario) en el tiempo posterior.

Así las cosas, el presidente provincial del PP, Antonio Sanz, la misma persona que en su día apostó por Moresco, guiado por la estrategia de dañar a IP (formación para cuyo estropicio bastaba con la inhabilitación de Hernán Díaz), no ha tenido más remedio que urgir un cambio para intentar evitar el riesgo de perder la alcaldía y un acta quizás clave en la Diputación.

Enrique Moresco ha trazado una ensalzadora autovaloración de sus méritos cuya defensa no coincide con buena parte del sentir general, que cree que seis años y medio deberían deparar una mejor cuenta de resultados.


Su relevo, Alfonso Candón, el hombre que se sentía llamado a cartel electoral en 2007, una vez el PP descartó a Aurelio Sánchez, tomará el bastón de mando de la alcaldía siete años más tarde. Varios factores le distinguen, para su beneficio, de Moresco. El primero, no baladí, es que Candón ha estado siempre en el mismo sitio, el PP, lo que le exime de esa sombra de oportunismo que ha perseguido a Moresco por su traición a IP, perpetrada tras sufrir Díaz Cortés su primer revés judicial y previa oferta de encabezamiento de la apetecible lista popular. A Candón se le intuye mayor capacidad de consenso, más peso en niveles superiores de la administración y una continua presencia en la calle. Toca desear suerte a quien será el nuevo alcalde de los portuenses: la suya será la de los ciudadanos.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
19 de Enero de 2014

No hay comentarios: