domingo, 26 de mayo de 2013

EL AIRE DE LA JUSTICIA NATURAL


La inauguración el viernes del Complejo Residencial para Personas con Discapacidad Luis Benvenuty Morales, en El Juncal, constituye una de las escasas alegrías que nos concede este tiempo de tribulación, como si el propio paso de los días quisiera descansar, de cuando en cuando, de tanta insistencia en el destrozo, establecer un paréntesis para la esperanza. 

Varios de los intervinientes en la puesta de largo del centro subrayaron en sus discursos la conveniencia de que los recortes no afecten a la atención a las personas con discapacidad, quienes, obviamente, carecen de culpa alguna en la crisis económica que nos asola y son, por otra parte, los más vulnerables ante situaciones adversas, quienes guardan menor posibilidad de reacción. 

El aire que se respiraba en las dependencias del complejo en el transcurso de un paseo multitudinario tan poco habitual en unos años en los que nada positivo parece ver la luz era el de un oxígeno cargado de solidaridad, de esa justicia natural tan obvia que proviene de atender a quien goza de todo el derecho a ello. 

Quienes discurrían por la dotación lo hacían con el regocijo de comprobar que, en contraposición a infraestructuras faraónicas o innecesarias, la sociedad es capaz también de erigir servicios tan lógicos como el Complejo Luis Benvenuty, cuyo nombre homenajea a una persona que tanto y tan bien ha trabajado en favor de quienes tienen alguna discapacidad, emprendiendo su labor desde una humildad que acrecienta el compromiso, siempre acompañado por la eficacia en la gestión. 

Las sociedades son más civilizadas cuanto mayor es su sensibilidad para las personas que más la requieren. No todos los factores de progreso descansan en el aumento del PIB, no todo debe confiarse a la dictadura de la macroeconomía: la progresividad fiscal (paga más quien más tiene) alcanza su sentido cuando se transforma en progresividad social (recibe más quien más lo necesita) y es la propia sociedad civil la que debe vigilar escrupulosamente la atención de los poderes públicos para con las personas discapacitadas.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
26 de Mayo de 2013

No hay comentarios: