domingo, 9 de diciembre de 2012

SUBIRSE AL CARRO


El anuncio de la millonaria inversión por parte de un conglomerado empresarial no inferior a treinta firmas para la construcción de un autobús eléctrico en los terrenos que ocupara Visteon y aledaños (lo que posibilitaría la formalización de unos mil puestos de trabajo, tras un desembolso de cien millones de euros) constituye una de las mejores noticias que la ciudad ha registrado en los últimos años.

Es de suponer que cuando el alcalde, Enrique Moresco, ha desvelado el proyecto, cuenta con todas las seguridades razonablemente posibles, de modo que lo único que resta es confiar en que la implantación no se malogre por las malditas causas que fueran.

Aunque el número de empleos que finalmente deparara la construcción del autobús fuese algo inferior a los mil comentados (la experiencia indica que estas cifras acostumbran a hincharse) la magnitud de la apuesta, y su alivio sobre las cifras del SAE (que actualmente superan las 13.000 personas), seguirá siendo importante, de forma que nada extraña la expectación mediática que rodeó a la rueda de prensa y su amplia difusión posterior.

La noticia hecha pública dos días después, sobre la instalación de la empresa Curaxys, una firma biofarmacéutica que fabricará en el parque Tecnobahía medicamentos para luchar contra el cáncer, merced a una inversión de 17 millones de euros y la creación de casi cien puestos de trabajo, supone otra espléndida novedad.

Utilizando un recurso fácil, podría decirse que Diciembre ha decidido adelantar los Reyes Magos a una ciudad que necesita, desesperadamente, que su amplia disposición de suelo industrial comience a alojar el fin para el que ha sido creado, y deje de ser un paraíso de mosquitos y un cementerio de sueños.

La diversificación de la economía es una de las recetas que El Puerto de Santa María requiere, pues el sector servicios carece de capacidad suficiente para emplear tantísima demanda laboral como la que la ciudad plantea. Además, una de las teorías financieras más conocidas es aquella que, recurriendo a la terminología popular, opta por no colocar todos los huevos en la misma cesta.

Francisco Lambea
Diario de Cádiz
9 de Diciembre de 2012

No hay comentarios: