jueves, 19 de febrero de 2009

LUIS

La junta directiva de Afanas ha acordado que la nueva residencia que se va a construir en El Juncal lleve el nombre de Luis Benvenutty. Tras varios intentos rotuladores en instalaciones precedentes, frustrados de continuo por las reticencias de quien durante muchos años fuera gerente de la entidad, la junta acordó denominar así las dependencias sin atender a las nuevas negativas nacidas de la humildad de la persona que más ha hecho por la institución. En este mundo tan dado al protagonismo, más de una vez injustificado, a las poses y a las falsas modestias, cuando no directamente a lo histriónico, la actitud de quienes, como Luis Benvenutty, desarrollan con eficacia su labor desde un segundo plano mediático, debe aún ser más aplaudida.
Luis se merece no ya sólo ese gesto, que se materializará el próximo año, cuando se inaugure la dotación, sino un reconocimiento municipal desde el que se deje constancia de la magnitud y eficacia de su esfuerzo, del carácter emprendedor que le define, carácter que, junto al apoyo de quienes forman Afanas, ha permitido avanzar en el objetivo propuesto: la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad intelectual y de sus familias.
El trabajo de Luis y de quienes son como él resulta imprescindible para muchos conciudadanos que dependen de los demás, en una sociedad que con frecuencia opta por mirar para otro lado y que todavía debe seguir avanzando legislativamente en pro de quienes tanto merecen ese concepto que viene en llamarse discriminación positiva.
Podría recordar algunas anécdotas comunes en estos casi veinte años desde que le conozco, anécdotas que revelan su generosidad o la brillantez de su sentido del humor, bajo el que más de una vez hemos diseccionado distintos aspectos de la realidad, pero quizá una frase resuma el espíritu de lo que en esta columna he querido transmitir: personas como Luis Benvenutty hacen que este mundo sea mejor.
Francisco Lambea
Diario de Cádiz
19 de Febrero de 2.009

No hay comentarios: